#9 Misantropía en un supermercado

Siempre fui un tío simpático, o eso era lo que solían decirme. Cortés, educado y expeditivo. El hombre idóneo para tomar una caña y una tapa. Sensible y voraz. Hasta ayer… Ayer en el supermercado, comprando café, magdalenas, pan de molde y manzanas, me di cuenta de que ya no soy así. De repente, sin previo aviso, sin anestesia, supe, mientras metía las manzanas en una bolsa de plástico, que soy un misántropo.

De repente vi dos fotografías.

Sospecho que la destreza para comparar dos escenas proviene de un tercer plano, pero no soy suficientemente inteligente para describirlo.

(Bucear en el arte es lo único que quiero.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s