Iluminación

Tras un año enfermo, en cama, el nueve de diciembre, a don Roberto le llegó el momento de morir. A las ocho de la tarde, dos horas después de fallecer, el viejo volvió a la vida y solicitó ver a su vecino de enfrente. «Es urgente», dijo con ansiedad y voz débil. Al instante…

Iluminación
Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s