#172 Cazad al culpable

La culpa es mía y solo mía. El responsable, el culpable, soy yo, sólo yo. No importan las circunstancias, aunque sé que mucha gente dice aquello de “te han venido mal dadas”; no importa; es mi torpeza la que da pie a la catástrofe. Los haters, los bobos, los villanos, no tienen la culpa, no, no la tienen: la culpa es mía.

Una persona que ha tenido un gran protagonismo en mi vida está ahora a menos de dos metros de distancia, me refiero a la distancia en el espacio, pero, de forma simbólica, de forma psicológica, esa persona está ahora muy lejos de mí. Tampoco ella, pese a sus actos y a su influencia, tiene la culpa. La culpa la tengo yo y sólo yo.

¿Será todo eso que acabas de leer tú, todo eso que acabo de escribir yo, el famoso colapso de la función de onda de la mecánica cuántica, pero aplicado al camino que recorre una persona en su vida?

Mi otro yo, el yo que dirige y coordina todo lo que escribo, no tiene una respuesta clara a la anterior pregunta. Él, evidentemente, sólo quiere una cosa: que yo escriba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s