#142 Abocetar una novela

Abocetar una pintura es fácil; abocetar una novela es farragoso porque la propia estructura impide la superficialidad del boceto; y no obstante esa contradicción, como con cualquier obra de arte, el escrito debe ser en primera instancia abocetado; no hacerlo significa paradójicamente dar al público un boceto, pero lleno de mugre y fango.

Anuncio publicitario

2 comentarios sobre “#142 Abocetar una novela

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s