#112 Hacia ir de donde no sí a la par (tres). El lenguaje

Antes de que lea lo que voy a escribir, debo advertirle que el título de esta entrada número 112 persigue adrede el engolamiento del lenguaje; busca la cacofonía palabreresca; un suelo enfangado con restos de basura donde viven cuatro cucarachas, dos cisnes y un búho.

Hacia ir de donde no sí a la par (tres).

Ahora, puede Vd. leerme con absoluta tranquilidad: ¿por qué hago esto? Porque el emisor de un mensaje escrito está obligado en primera instancia a decidir si las palabras alumbran una imagen clara como la proporcionada por la luz de un potente foco o si por el contrario el lenguaje es como la vidriera de una catedral que no sólo aporta luz sino que actúa como un filtro de la misma.

Ésa, y no otra, es la primera pregunta que debe formularse un escritor a sí mismo cuando se halle frente a frente con una hoja en blanco.

¿Pongo un flexo… o pongo un vitral?

3 comentarios sobre “#112 Hacia ir de donde no sí a la par (tres). El lenguaje

      1. Escribir a vuelapluma, sin más revisión que la que ofrecen cinco minutos, es eso, sí, estoy de acuerdo: revolcarse en el fango. Escribir así, a diario, lo seguiré haciendo, pero exponerlo no, para qué. 2020 viene así. Porque lo que ofreces sobre la marcha, deja de tener valor. Si dosificas, por pura ley de la oferta y la demanda seguro que valdrá más. Lo estoy pensando y pensado quedará para el 31 de diciembre. Verás.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s