#102 La crítica

No hagas caso de la crítica. La crítica no sirve. Los cimientos de la crítica solo son los gustos del crítico. No exagero. Créeme. La crítica en el arte es un ejercicio inútil no porque los críticos sean inútiles, sino porque el arte tiene como principal y única función tocar el alma de quien a él se acerca. Desde la honestidad o desde la maldad, cualquier análisis a posteriori de una obra no es sino una explicación burda, pues, de otro modo, todos seríamos genios. Observa el simbólico insecto kafkiano: ahora resulta evidente; pero eso no quiere decir nada: lo que de verdad importa, lo auténticamente relevante tiene lugar antes. Anclada a las emociones del individuo, la disertación favorable hacia un libro o hacia una película pende del hilo que hace temblar el corazón del crítico.

Y ese hilo, ay, amigos, ese hilo… no vibrará jamás a través del raciocinio. No, no, no…

Es indiferente si te emocionaste viendo a Josh Brolin en Infinity War contemplando el amanecer tras la aniquilación de la mitad de la vida en el universo o si, por lo contrario, lo hiciste hace 39 años viendo cómo Robert De Niro acariciaba la mano de Cathy Moriarty a través de una verja en Raging Bull.

Da igual si lo hiciste con el perro de ojos rojos y llameantes, de Conan Doyle, o si lo hiciste con la cabeza cortada de Sorel en la mesa de mármol, de Stendhal.

2 comentarios sobre “#102 La crítica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s