#18 Entre la juventud y la vejez

Un día eres joven, y ese mismo día, al degustar los tragos de licor, cuando te limpias la boca con la manga de la camisa, cuando no piensas, cuando, sencillamente, sientes…, cuando eres consciente de modo íntegro de tu felicidad, ese día, ese mismo día, te das cuenta de que eres viejo y de que esa introspección, esa fotografía que con tantos detalles retienes en tu cabeza, te ha hecho saltar, sin tú darte cuenta, al otro lado de la calle, y ya no estás… ya no vives más sino en el pasado.

(Todos creen que entre esos dos estados media un largo periodo de tiempo; yo no: yo creo que entre la juventud y la vejez no hay más que un breve suspiro.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s